La deshidratacion por congelación

La deshidratacion por congelación es un proceso de eliminación del agua contenida en los alimentos mediante desecación al vacío y a muy bajas temperaturas.

Primero se se congelan los alimentos y una vez congelados se introducen en una cámara de vacío para que se separe el agua por sublimación, en esas condiciones de presión y temperatura se elimina el agua desde el estado sólido del alimento al gaseoso del ambiente sin pasar por el estado líquido. Para acelerar este proceso se utilizan ciclos de congelación-sublimación con los que se consigue eliminar prácticamente la totalidad del agua libre contenida en el producto original, sólo tiene un 2% del agua original.
 
Es una técnica bastante costosa y lenta pero da productos de una mayor calidad, ya que al no emplear calor, evita en gran medida las pérdidas nutricionales y organolépticas de los alimentos. 
 
La rehidratación se realiza muy rápidamente, si se le añade agua hirviendo tarda sólo unos minutos. Después de ser rehidratado, el valor nutritivo y las cualidades organolépticas son prácticamente las mismas que las del alimento fresco. Conserva su olor, color y texturas originales.
 
 
Caducidad
 
Las comidas deshidratadas por congelación tienen establecida una caducidad mínima de 5 años.  Después de 5 años puede haber un cambio del sabor y el aspecto según las condiciones en que hayan sido guardadas. Si se almacenan adecuadamente y a temperaturas por debajo de 21°C pueden durar más de 25 años.